Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook

martes, 13 de enero de 2015

CALAMARES A LA MENORQUINA




Una receta un poco dificultosa pero ríquísima son estos calamares rellenos, que se han convertido en plato típico de la gastronomía de Menorca.
En casa era costumbre prepararlos siempre para la cena de Navidad y para mantener la tradición, este año ha sido un plato que he incorporado al menú del día de Navidad, con la misma receta de mi madre.


Están hechos con un relleno muy simple, con sus mismos tentáculos, huevo hervido picado y cebolla pochada. pero admiten variedad de rellenos, ya sea con cualquier tipo de pescado,gambas, o bien, con carne picada.



INGREDIENTES:

8 Calamares medianos (2 por comensal)
1 cebolla grande
1/2 pimiento verde
aceite de oliva
sal y pimienta
1 huevo hervido
ajos y perejil
pan rallado
almendra tostada
pasas o piñones
harina para rebozar
1 lt.leche para la salsa


Primero limpiar bien los calamares, separar la cabeza y los tentáculos del cuerpo,quitar los ojos de la cabeza y la boca de los tentáculos, quitar las bolsas de la tripa del calamar, sacar la pluma transparente que tienen en su interior.
Pasar por agua bajo el grifo, dar la vuelta para comprobar que queden bien limpios y sin nada de arenilla o restos.
Dejar escurrir los cuerpos de los calamares sobre una rejilla para que suelten toda el agua.


A parte calentar el aceite en una cazuela, añadir la cebolla y el pimiento verde cortado en dados pequeños, para que se poche durante unos 5 minutos.
Incorporar los tentáculos cortados del calamar, dorar y añadir ajo y perejil picado, junto con unas pasas o piñones.Salpimentar.
En un bol mezclar el huevo picado con la mezcla hecha anteriormente, un poco de pan rallado y chorro de leche, que quede una masa unida.Probar de sal.


Coger los calamares escurridos y secar con papel absorbente.
 Rellenar con cuidado ,con una cuchara pequeña, con la mezcla unas 3/4 partes de calamar, ya que al cocer encogerán, cerrar con un palillo.
Rebozar por harina, y pasar por aceite caliente en la misma cazuela.
A parte hacer una picada en un mortero de ajo, perejil y almendras tostadas


 Incorporar la leche a los calamares, cocer a fuego lento durante media hora, cuando empiecen a hervir añadir la picada del mortero.
Remover que no se pegue, al ir cociendo los calamares soltarán jugo del relleno que se mezcla con la leche, queda un salsa espesa y riquísima... ya podéis acompañarla de pan, que el plato quedará limpio, seguro!